Post redactado el 07-15-2016
5 Trucos en mi bolsa de playa 15-07-2016 original_large-sequin-silber-heart-basket I r a la playa es un clásico del verano español, pero preparar la cesta para que el día sea sano al igual que inolvidable puede ser un arte. Este post te ofrece mis trucos favoritos para los días playeros. Disfrútalos!

1.

Evita las cremas protectoras más comerciales. Aunque bloqueen los rayos nocivos para la piel, hoy en día existe una controversia enorme al respecto de las sustancias químicas que contienen y su probable relación con algunos tipos de cáncer. Sustitúyelas por opciones alternativas que puedes encontrar en los centros de dietética y herbolarios o, mejor aún, elabora tu propio aceite protector con la fórmula que me pasó mi amiga Chandra de Granada:

En un tarro de cristal oscuro mezcla:

25 ml. de aceite de coco (FPS 7)

25ml. de aceite de avellana (FPS 10)

30 gotas de aceite esencial de semilla de zanahoria (FPS 38-40)

Opcional: 10 gotas de aceite esencial de lavanda (FPS 5)

Todos los ingredientes deben ser eco, prensados en frío y de la más alta calidad.

Agitar antes de cada aplicación. No te olvides de la sombrilla y de proteger tu cara con un gorro de ala ancha.

2.

Alterna ratitos de estar al sol con baños frecuentes. El agua del mar tiene beneficios importantísimos para la salud. Renueva tu campo electo magnético, purifica, enfría y calma todo el organismo. ¿Sabías que su composición es similar a la del plasma humano? Siempre que te bañes, sumerge la cabeza debajo del agua, bucea y juega con las olas.

3.

Sustituye la paella, los fritos, los bocatas y las latas de refrescos o cerveza por alimentos ricos en nutrientes y altamente hidratantes: Gazpachos y ensaladas que tengan muchas hortalizas variadas y de colores vivos, germinados, aceitunas, semillas y frutos secos (contienen aceites esenciales) y fruta fresca. ¬†La sandía fresquita es un antiguo remedio ayurvédico que baja la temperatura y amaina el fuego interno. Ah y ¡muchísima agua! En mi casa siempre tengo botellas de agua congelada preparadas para meter en la nevera de la playa antes de salir.

4.

Túmbate sobre la arena directamente, sin silla ni tumbona. En los últimos años se ha estudiado la importancia de conectar físicamente con la tierra. Enraizarnos nos eleva el estado de ánimo, revitaliza todos los tejidos, es antiinflamatorio y antioxidante y nos recuerda que somos parte integrante de este planeta.

 5.

Deja en casa los libros, el periódico y la tablet. Ir a la playa es una actividad para disfrutar de la naturaleza, mirar al horizonte y compartir con la gente con quien vamos. Pon el teléfono en silencio y si te aburres pues ¡celébralo! porque es una señal de que estás empezando a respirar, sentir y escuchar el mar.

OM por el verano!!

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

1 comentarios ...

Rocío Megía:

ME HA ENCANTADO EL POST, muchas gracias por compartir!

Zaira:

Me alegro muchísimo, Rocío! La grandeza de la vida está en las pequeñas cosas, como la bolsa de playa, ¿verdad? Un abrazo inmenso

Últimos posts