El VERANO es caliente, intenso y seco
¡A pleno sol! Cómo aplacar el calor. 29-07-2022

El VERANO es caliente, intenso y seco.

Los días son los más largos del año y la fuerza del sol se encuentra en su punto álgido. Se incrementa nuestro deseo de estar afuera, de socializar y de movernos por vacaciones. Sin embargo, la moderación es clave en esta estación pues el exceso del elemento fuego puede resultar demasiado.

Disfruta más este mes de agosto con las siguientes ayurtips o recomendaciones ayurvédicas:

Evita la exposición directa al sol durante las horas del mediodía. Las horas en las que el sol brilla en lo alto son para estar dentro de espacios cubiertos y realizando tareas tranquilas. El verano es la única estación del año en la que la siesta es recomendable.

Vístete con ropa ligera, suelta y cómoda. Procura utilizar fibras naturales como el algodón o el lino porque permiten que transpires naturalmente. Si cuando sales afuera el sol aún brilla fuerte, protege los ojos con gafas de sol y la cabeza con un sombrero o gorra.

Utiliza colores claros y fríos: azules, aguas, verdes y blancos.

De manera natural, el cuerpo pide alimentos muy ligeros y en menos cantidad porque serán más fáciles de digerir. Comerás menos porque, aunque el elemento fuego se encuentra en su punto álgido, el sistema digestivo es más débil que en otras épocas del año. En esta época tu cesta de hortalizas y frutas se llena con todos los colores del arco iris, es un festín para la vista tanto como para el paladar. Favorece los alimentos y bebidas frescos, pero no fríos, que te mantengan hidratada/o a lo largo del día. Si te gustan los alimentos crudos, es la época del año adecuada para ellos. Los jugos, los batidos y el agua refrescante con menta o pepino son los compañeros perfectos del verano. 

Haz ejercicio moderado en el exterior temprano por la mañana o al atardecer. Pasear junto a cuerpos de agua extensos como el mar, un lago o el río refrescará tu cuerpo y mente. Intenta evitar el ejercicio vigoroso. Una manera de saber que te estás pasando en intensidad es si perspiras demasiado. El sudor debe acumularse como “perlas” que asoman por los poros de la piel, pero no más.

La práctica de yoga asana deberá ser calmante y realizada con un esfuerzo moderado y relajante. Disfruta de hacer movimientos suaves y fluidos, crea un sentido de enraizamiento que refresque el fuego exterior. Para esta estación a mí me encantan las extensiones de columna suaves en el suelo, las aperturas de caderas, las posturas sentadas en general y las flexiones hacia delante porque son muy calmantes. Los tejidos corporales están más calientes y maleables desde el comienzo de la práctica así que no es necesario hacer calentamientos largos ni intensos.

Aunque pueda parecer contradictorio, el exceso de calor en verano es agotador por lo que hacer relajaciones conscientes a lo largo del día nos ayuda enormemente.

Los ejercicios de respiración o pranayama que equilibran las características de la estación son la respiración en alternancia nadi shodhana, las respiraciones lunares que le dan el énfasis al orificio izquierdo, la refrescante sitali así como la respiración consciente realizada en una posición tumbada.

Medita junto al mar o al río. Medita bajo las estrellas. Haz las cosas despacio e intenta no sobrecargar tu agenda. El final del verano nos invita a hacer planes y a organizar la agenda anual. Si tienes hijos, es cuando comienza el curso académico.

 

 

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts