El verano pasado volvía de la playa caminando hacia el coche cuando vi en el chiringuito de turno un cartel que decía "Hoy menú: macarrones + gin-tonic
gintonics con macarrones gintonics con macarrones 14-04-2017

El verano pasado volvía de la playa caminando hacia el coche cuando vi en el chiringuito de turno un cartel que decía "Hoy menú: macarrones + gin-tonic. 7,99€". Me froté los ojos, lo leí varias veces porque no daba crédito y pensé que realmente nuestra sociedad necesitaba un détox generalizado. Hoy te hablo de una depuración muy sencilla que con sólo eliminar una sustancia de tu dieta ya te va a hacer sentir beneficios increíbles. ¿Sabes lo que hace que el menú del chiringuito sea tan irresistiblemente adictivo para tantos? La combinación letal de carbohidratos refinados que se convierten en azúcar. El azúcar engancha más que la cocaína y tiene efectos nefastos para tu salud:

Es la causa de la epidemia de obesidad actual.

Está detrás de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, la diabetes, el cáncer, la demencia, la infertilidad o la impotencia.

Crea una inflamación tremenda en tu cuerpo.

Está escondida en todas partes: el 80% de los alimentos procesados, envasados o que no provienen directamente de la tierra contienen azúcares refinados.

Prueba a hacer un DÉTOX DE AZÚCAR durante 21 días y verás que:

Depurarás el hígado y demás órganos internos.

Perderás kilos y centímetros, especialmente alrededor de la cintura y de las caderas.

Te sentirás lleno y satisfecho durante más tiempo.

Contarás con el doble de energía que antes y será una energía duradera y constante a lo largo del día. Sin altibajos.

Incrementará tu creatividad y claridad mental.

Tendrás un brillo sexy porque tu piel irradiará salud y vitalidad.

Será mucho más fácil decirles adiós a la ansiedad o el estrés.

  Es sencillo cuando sigues las siguientes pautas:

Elimina todos los edulcorantes, incluidos los siropes, la miel o los edulcorantes artificiales.

Elimina todos los carbohidratos refinados y no refinados: pastas, pan, bebidas edulcoradas, arroz blanco, granos y cereales.

Reduce al máximo la fruta. Toma una o dos piezas (máximo) al día de fruta baja en azúcar. Aquí tienes algunos ejemplos: manzana, limón, frutos rojos, arándanos o kiwi.

Aumenta las grasas sanas: aceite de oliva, de coco, aguacates, semillas y frutos secos.

Toma una ración de proteínas limpias con cada comida.

Sé súper generoso con las porciones de verdura. Verde que te quiero verde, ¡a raudales!

Bebe mucha agua a lo largo del día.

  Quién sabe, quizá algún día el menú del día en el chiringuito sea "verduras a la plancha + zumo verde".

Ah, y no te olvides de contarme en los comentarios qué tal te ha ido!!

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts