Practicar yoga postural ya sea en una clase de yoga o por tu cuenta es una de las mejores herramientas que tenemos no sólo para vivir sanos y felices en un cuerpo-mente que se siente cuidado correctamente, sino para crecer espiritualmente
yoga, clase de yoga, formación de profesores, meditación La práctica es irremplazable 08-07-2022

Practicar yoga postural ya sea en una clase de yoga o por tu cuenta es una de las mejores herramientas que tenemos no sólo para vivir sanos y felices en un cuerpo-mente que se siente cuidado correctamente, sino para crecer espiritualmente. Si te encuentras entre quienes desestiman el alcance de esta técnica de movimiento consciente, te recomendaría que le dieras una nueva oportunidad porque el alcance de los beneficios de hacer yoga va mucho más allá de lo que se piensa. Además de las numerosas ventajas para la salud, la práctica postural no puede ser reemplazada por ninguna otra cosa porque: 

  • Desbloquea y amplía los canales para que no “peten”. Nuestro cuerpo sutil se compone de una red fascinante de canales por donde fluye la fuerza vital que llamamos prana. El estilo de vida actual bloquea estos canales y los lugares por donde no fluye la vida van degenerándose con mayor rapidez y, poniéndolo en términos muy sencillos, otra de las cosas que puede suceder cuando esos canales se cierran o anudan es que se crea una concentración excesiva en un punto determinado que puede acabar estallando y eso se manifesta en lo que llamamos enfermedad. Moverse de acuerdo a las propuestas del yoga mantiene todos los tejidos del cuerpo físico y sutil en un estado óptimo.

 

  • Como consecuencia, se empieza a canalizar mucha más fuerza vital, que es la forma de energía electro-magnética que fluye por el cuerpo-mente, y empieza a activarse el cuerpo de Luz. Hace años esta idea resultaba demasiado esotérica, pero hoy en día ya estamos familiarizados con muchos trabajos científicos de investigación que corroboran que el cuerpo-mente humano es una unidad perfecta de energía lumínica y fotovoltaica por la que corre la electricidad que energetiza todo en el mundo natural. Esa electricidad es la fuente de la luz y de la iluminación, de manera que ya no nos resulta tan extraño hablar de cuerpo de Luz ¿verdad?

 

  • Para terminar me gustaría añadir que entonces somos capaces de irradiar más energía elevada, sabiduría y amor porque el vehículo, canal, prisma o como queramos llamarlo está abierto, limpio y activo. A mí me gusta visualizarnos como formas cristalinas que reflejamos la Luz de la Consciencia irradiándola en miles de rayos arcoíris.  

 

¿Te das cuenta de la suerte que tenemos los yogins? Es que es increíble cómo las personas que nos encontramos en un camino de despertar tenemos el honor y el privilegio de apoyar de manera consciente la evolución ascendente del planeta, pero para ello es absolutamente necesario que invirtamos tiempo, energía y mucho amor a cuidar nuestro cuerpo-mente-alma a diario. 

 

Así que todos los días ¡a la esterilla!

Namaste, 

Zaira

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts