Post redactado el 01-16-2015
Los deseos son espiritualmente correctos 16-01-2015

images L a Gota de Luz de la semana pasada explicaba que Sankalpa es la intención que se encuentra en armonía con el plan divino personal para esta vida. Por otro lado, el deseo es el motor de la realidad material. Al fin y al cabo todos estamos aquí gracias al deseo de nuestros padres y el impulso de manifestación de la vida. Pero ¿son compatibles con la espiritualidad? ¿los hay buenos y malos? ¿debemos prestar atención a todos los deseos? El yoga responde a esas preguntas con un ‚Äúsí y no‚Äù.

Los yogins vemos el deseo como una fuerza potentísima que te lleva a hacer lo que haces y a conseguir lo que quieres. Sin esta fuerza natural las flores no se moverían buscando el sol, nuestros cuerpos no existirían y tampoco la posibilidad de crecer internamente.

El problema surge cuando el deseo se equipara únicamente con la satisfacción de carencias a través de la gratificación sensorial y momentánea. Desgraciadamente el sistema económico de nuestra sociedad se basa en la fórmula que te recuerda constantemente que 1. ahora mismo no eres feliz y 2. serás feliz cuando tengas x objeto/persona/experiencia.

El yoga le da la vuelta partiendo de la base de que ya estás completo, de que eres un ser divino y de que la vida siempre te trae aquello que necesitas para evolucionar. Como ser divino gozas de la capacidad de manifestar desde la plenitud y la abundancia. El discernimiento te da la clave para distinguir entre los deseos que surgen de tu ser cósmico y los que son más terrenales. Para ello hay que escuchar. Así que siéntate tranquilamente y pregúntate ‚Äú¿qué es o que quiero? ¿cuáles son los deseos de mi alma?‚Äù seguramente surjan cosas externas y eso es perfecto. Todo deseo importa por igual porque resuena en una u otra parte de tu Ser. Si observas lo que hay por debajo, verás que funcionan como el hilo de Ariadna que te llevará a la totalidad.

Vamos a trabajar con un ejemplo. Yo me acabo de preguntar "¿qué es lo que quiero?" y la respuesta ha sido "más tiempo libre".

bajo a un nivel más profundo de este deseo, me pregunto ¿Cómo me siento cuando tengo más tiempo libre?... "descansada, relajada".

Profundizo un poco más "¿Cómo puedo crear las condiciones para sentirme más descansada/relajada aún en los días más ajetreados?"

Y voil√†! me doy cuenta de que a lo largo de mi día ya existe, los espacio-tiempos para recargar las pilas como si estuviera tumbada en mi playa favorita. Esa visión abundante de la circunstancia se vuelve la semilla que manifiesta más de eso que anhelo.

Tanto Sankalpa como la naturaleza del deseo están potenciadas por la sagrada creatividad del Universo. Que nuestros deseos beneficien a todo y a todos tanto como a nosotros mismos.

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts