Post redactado el 12-12-2014
Un manto de estrellas 12-12-2014

VirgenDeGuadalupe El 12 de diciembre se celebra una de las fiestas que más me llega al alma: Nuestra Señora de Guadalupe de Mexico. Lo que me fascina hoy (y por eso lo traigo al blog) es su manto de estrellas.

Cuenta la leyenda que en lo alto de un cerro mágico se apareció la Virgen más bella, de tez oscura y envuelta en luz. Guadalupe es una mezcla de la diosa azteca y la representación cristiana de lo femenino divino. Desde la antig√ºedad, gentes de la tierra mexicana han acudido en peregrinaje a este lugar. Primero para adorar a la mexicana Tonantzin, diosa de la muerte y madre de toda la creación. Más tarde para rendirle culto a la madre cristiana. Hoy en día, cada año la visitan más de cinco millones de personas. Yo estuve allí cuando era muy jovencita y la experiencia dejó una huella en mi corazón que guardo con todo el cariño.

Guadalupe está rodeada de sol y de pie sobre la luna que la sostiene. Su manto azul representa las constelaciones de estrellas del cielo mexicano y la infinitud del Universo. Incluso las flores de su túnica brotan de su manto celestial.

Contemplar el cosmos oscuro de la noche es una de las mejores terapias que todos tenemos al alcance de la mano. Nos transporta inmediatamente a un plano de existencia más elevado, eterno y fuera de tiempo. Nos recuerda que la vida terrenal tiene sus raíces en lo que no es material; que todo lo que surge aquí proviene de un campo de infinitas posibilidades y en constante expansión. Ya sea día o noche aquí en la Tierra, el universo nos envuelve y nos sostiene.

Un manto de estrellas te arropa y te cubre, con el mismo amor callado con el que mira Guadalupe a quienes se acercan a ella.

JAI MA

 

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts