La pequeña almohadita de la imagen es uno de los objetos top en las prácticas internas de relajación y meditación que encontrarás en mi último libro Quiero dormir y sus beneficios van mucho más allá de ponernos a oscuras
La almohadita ocular, el elemento estrella en tu kit de yoga 20-04-2022

La pequeña almohadita de la imagen es uno de los objetos top en las prácticas internas de relajación y meditación que encontrarás en mi último libro Quiero dormir y sus beneficios van mucho más allá de ponernos a oscuras. Esta en concreto me la regaló una maravillosa yogini que viene a clase desde hace años y que hizo su formación de profesores de yoga conmigo. Mi práctica y mi vida son otra cosa desde entonces. ¡Gracias Luisa!

 

  • Las almohadas oculares suelen estar rellenas de semillas, flores con aceites esenciales o piedras muy pequeñitas y eso hace que, cuando las usas durante la relajación, presionen suavemente sobre los ojos estimulando el nervio vago que cumple una función importantísima a la hora de activar la respuesta relajada (la opuesta al estrés), equilibrar nuestro estado de ánimo y apoyar al sistema digestivo. Además, la estimulación del nervio vago despierta el reflejo óculo-cardiaco que reduce la presión arterial que permite que la mente se calme, factor esencial para dormir bien.

 

  • Al cerrar los ojos y bloquear la luz nuestra atención se vuelve hacia dentro y podemos dejar de identificarnos con todo lo que está sucediendo en el exterior. Esto apacigua muchísimo ya que, debido al exceso de información sensorial con la que nos vemos bombardeados casi cada minuto del día, estamos sobre-estimulados y estresados. Para poder relajarnos y descansar el yoga propone que retiremos nuestros órganos de los sentidos de lo que sucede fuera y, cuando lo haces, ¡funciona! Empiezas a sentir más equilibrio, tranquilidad y, con práctica, hasta paz interior.

 

  • Debido a que suelen contener pequeños capullos de flores y aromáticas, hace que sea aún más agradable usarlas. Los aceites esenciales se usan en ayurveda desde hace miles de años porque apoyan el estado de bienestar y nos ayudan a recuperar la salud. Algunos rellenos habituales son las flores de lavanda o de camomila, por su efecto relajante para la mente y el sistema nervioso. La mía está repleta de lavanda y es una delicia utilizarla.

 

  • (El último beneficio me encanta) Hacen que sea más fácil y rápido entrar en relajación profunda. A muchas personas les cuesta horrores relajarse y bastantes no llegan nunca a conseguirlo hasta el punto de que evitan este tipo de ejercicios. Si es tu caso, estoy segura de que una almohadita ocular te va a ayudar a disfrutar de esos momentos de desconexión absoluta.

 

No lo dudes más e incorpora una almohadita ocular a tu vida. Si no tienes, compra una que esté hecha con ingredientes ecológicos y cuya tela sea agradable al tacto porque la piel de alrededor de los ojos es muy sensible. ¡Ah! y otra cosa que me encanta es que son muy pequeñas y te las puedes llevar donde quieras.

 

Porfa cuéntame qué tal te ha ido cuando la uses con las rprácticas internas de Quiero dormir. Y si quieres recibir aún más beneficios, en el curso online Duerme feliz guío todas las relajaciones y meditaciones personalmente, sólo tendrás que prepararte, ponerte cómoda y escuchar mi voz.

 

Namaste

 

Déjanos tus comentarios

Acepto expresamente la política de privacidad

0 comentarios ...

Últimos posts